El primer monólogo protagonizado por Víctor Palmero, escrito por Stephen House, dirigido por Eduard Costa y producido por Coque Serrano para Moriarty & Holmes.
Una oda fuckgender, el viaje de un chaval en busca de su identidad, dejemos a un lado el género, hablemos de piel y alma.